Lady Lazarus

Arte - General

Sylvia Plath fue una poetisa estadounidense adscrita al género de la poesía confesional, que alude justamente al confesionario, al hecho de ocultar el rostro para desnudar el alma, al poeta y a su máscara.

Dentro de su poemario destaca su obra Ariel, publicada póstumamente en 1965; es su libro más famoso. Dentro de éste, yo destacaría Lady Lazarus.

En él Sylvia hace alusión a Lázaro, que resurgió de la muerte por obra de Jesús, pero que también hubo de morir dos veces. Se puede decir que el poema augura su propia muerte, la segunda, que la primera para ella fue el fallecimiento de su padre. Sylvia estaba terriblemente deprimida; siempre había sido una chica de carácter suicida. Jugaba con la idea de la muerte, a la que miró a la cara en diversas ocasiones, en previos intentos de suicidio.

La última fue la definitiva, aunque eso parece obvio, de otra manera tal vez aún lo seguiría intentando.

Hace algún tiempo encontré una grabación de Lady lazarus de boca de la propia poetisa. Siempre sentí una simpatía especial por ella, por su persona y sus letras, de manera que se me ocurrió la desfachatez de musicarlo.

La grabación es mala, la suya y la mía; afortunadamente su poema es genial. La música que le añadido poco aporta y no hace sino ensuciarlo, pero me sirve como sentido homenaje.

 

 

Lady Lazarus

I have done it again.
One year in every ten
I manage it

A sort of walking miracle, my skin
Bright as a Nazi lampshade,
My right foot

A paperweight,
My face a featureless, fine
Jew linen.

Peel off the napkin
0 my enemy.
Do I terrify?

The nose, the eye pits, the full set of teeth?
The sour breath
Will vanish in a day.

Soon, soon the flesh
The grave cave ate will be
At home on me

And I a smiling woman.
I am only thirty.
And like the cat I have nine times to die.

This is Number Three.
What a trash
To annihilate each decade.

What a million filaments.
The peanut-crunching crowd
Shoves in to see

Them unwrap me hand and foot
The big strip tease.
Gentlemen, ladies

These are my hands
My knees.
I may be skin and bone,

Nevertheless, I am the same, identical woman.
The first time it happened I was ten.
It was an accident.

The second time I meant
To last it out and not come back at all.
I rocked shut

As a seashell.
They had to call and call
And pick the worms off me like sticky pearls.

Dying
Is an art, like everything else,
I do it exceptionally well.

I do it so it feels like hell.
I do it so it feels real.
I guess you could say I've a call.

It's easy enough to do it in a cell.
It's easy enough to do it and stay put.
It's the theatrical

Comeback in broad day
To the same place, the same face, the same brute
Amused shout:

'A miracle!'
That knocks me out.
There is a charge

For the eyeing of my scars, there is a charge
For the hearing of my heart
It really goes.

And there is a charge, a very large charge
For a word or a touch
Or a bit of blood

Or a piece of my hair or my clothes.
So, so, Herr Doktor.
So, Herr Enemy.

I am your opus,
I am your valuable,
The pure gold baby

That melts to a shriek.
I turn and burn.
Do not think I underestimate your great concern.

Ash, ash
You poke and stir.
Flesh, bone, there is nothing there

A cake of soap,
A wedding ring,
A gold filling.

Herr God, Herr Lucifer
Beware
Beware.

Out of the ash
I rise with my red hair
And I eat men like air.

 

Comentarios (0)
   

El martillo y la pluma

Ciencia - Física

M e encontraba no hace mucho con alguien que, durante una conversación, refería dudas (no de manera explícita) a cerca de la gravedad y de cómo esta afecta a los cuerpos en caída libre. Me costó trabajo convencer a esta persona de que dos cuerpos que cayeran en ausencia de rozamiento, aun con pesos muy distintos, alcanzarían a la vez la superficie sobre la que hubieran sido dejados caer. Primero pensé lo difícil que habría sido para Galileo a finales de 1500 convencer a sus coetáneos de la veracidad de sus experimentos, si ya a mí, con las bases más que sentadas y los hechos demostrados hasta la saciedad, me estaba costando dios y ayuda hacer que mi amigo aceptara el hecho como algo más allá de toda duda.

Después, meditando sobre el tema colegí, que si bien vivimos en el mundo de la información también lo hacemos en el del olvido: las cosas pasan a segundo plano con demasiada facilidad y rapidez. Esto se enseña en la escuela, sí, pero la sobrecarga informativa (supongo) nos obliga a ir dejando atrás datos que, en principio, no son relevantes para nuestro día a día. En fin, sea como sea, revisé un libro en el que recordaba haber leído un nombre y un experimento posterior que dejaba el caso fuera de toda duda. ¿Cómo es esto posible? ¿Dónde se podría haber realizado el experimento de la caída libre en ausencia de rozamiento? Pues sí, en la luna, y lo mejor de todo: existe un vídeo que lo demuestra.

Dim lights

En el vídeo, David Scott deja caer un martillo y una pluma simultáneamente. Aunque la calidad mo es muy buena por razones obvias, creo que se aprecia bastante claramente que ambos objetos llegan a la misma vez a la superficie.

David Randolph Scott es un astronauta retirado de la NASA, que comandó la nave estelar Apolo 15 en un vuelo tripulado a la luna. Él es uno de los doce privilegiados que la han pisado, y en su estancia realizó el experimento que se muestra en el vídeo. Como podéis ver, esto cumple dos funciones: primero reafirma los experimentos realizados por Galileo, que demostraban que todos los cuerpos, en condiciones de rozamiento cero, caen con la misma velocidad. La segunda, despeja dudas sobre la absurda creencia de que el hombre nunca ha pisado la luna.

Comentarios (0)
   

Pasajes lamentables de nuestra historia · La expulsión de los moriscos

Historia - Monografías

Nuestra historia está plagada de pasajes bochornosos que muy lejos de ser capítulos aislados o puntuales, se distribuyen a lo largo de los últimos siglos como si de vergonzantes pústulas se tratara. Uno de los más deshonrosos, bajo mi punto de vista, es la expulsión de los moriscos.



La península fue árabe algo más de 700 años, durante el período comprendido entre los años 790 y 1492, tras lo cual pasó a dominio cristiano. Muchos musulmanes quedaron en estas tierras dominadas y pasaron a engrosar la población que en ellas se estableció; fueron llamados mudéjares, del árabe “domesticados”.

Poseían libertad de culto, pero pagaban más impuestos que los cristianos. Como no podía ser de otra manera, dado el carácter mezquino del que en tantas ocasiones hacemos gala los humanos, ese débil equilibrio no tardó en romperse. Pronto se suprimió la libertad de culto y se obligó a los mudéjares a convertirse al cristianismo; a partir de ese instante pasaron a ser llamados “cristianos nuevos de moros”, término que derivó, por el uso popular, en el de moriscos.

Los moriscos se podían encontrar en todos los estratos sociales, desde el campo hasta la nobleza, y en todas las áreas de la cultura. Sus aportaciones en los avances técnicos del campo fueron muchos, desde aparejos hasta sistemas de regadío. Los nobles eran conscientes del potencial de los moriscos; un refrán de la época rezaba:”quien tiene moro, tiene oro”. Además eran estos los que mantenían sus riquezas con los impuestos que pagaban, ya que los castellanos que traían de otras tierras para repoblar estaban exentos. Tal vez era demasiado pedir una convivencia pacífica, donde cada cual se encargara de sus asuntos y rindiera culto al dios que buenamente hubiese elegido.

El caso es que la presión que los moriscos recibieron socialmente contribuyó al deterioro de su cultura; la persecución de la élite religiosa musulmana provocó el empobrecimiento de la tradición morisca. Progresivamente pasaron a formar parte de las áreas de trabajo más duro. Los artesanos cristianos fueron uno de los grupos de presión más hostil, los que más fomentaron este desplazamiento como pago por el que previamente habían sufrido ellos dada la alta calidad de los trabajadores musulmanes.
Los motivos de su expulsión hay que buscarlos en varios frentes. Se pueden argüir razones sociales, políticas y religiosas. Una de los principales fue la incapacidad de asimilar la comunidad morisca por parte de la sociedad cristiana.
La pureza de la sangre obsesionaba a una cultura que se sentía elegida y que veía en los moriscos unos seres infieles e impuros a los ojos de Dios. Eso unido a la crisis económica del momento y el miedo a una posible sublevación (como la ocurrida en las Alpujarras granadinas) sirvió de acicate y de excusa a un rey, Felipe III, que movido por su afán de protagonismo y por la necesidad de purga de terribles errores administrativos y militares, vio en la expulsión el fin de todos sus males.

Así, durante el gobierno del Duque de Lerma, valido de Felipe III, alrededor de 300.000 moriscos fueron expulsados de la península y despojados de todas sus pertenencias, sólo les fue permitido quedarse aquellas que pudieron llevar consigo; casas y tierras pasaron a manos de sus señores. Para rizar el rizo, y demostrar qué era aquello de la caridad cristiana que tanto se pregonaba en las iglesias, obligaron a pagar precios exorbitados por los pasajes en galeras atestadas que en el peor de los casos los conducía hacia una muerte segura. El inevitable tránsito que desde sus hogares los conducía a la expulsión, se recuerda como uno de los más atroces de la historia, sobre todo en el caso de los moriscos castellanos, que fueron conducidos en penosas caravanas humanas a través de nevadas montañas y parajes escarpados e inhóspitos. Muchos no llegaron a su punto de embarque y dejaron su cuerpo en el camino (de hecho hay cifras que hablan de un 90% de fallecimiento en tránsito). De los que llegaron los hubo con suerte: arribaron a Túnez donde fueron tratados como humanos y pudieron rehacer sus vidas; otros, más desafortunados, fueron a dar con los piratas berberiscos y terminaron sus días como esclavos, cruelmente asesinados, o engrosando las filas de los propios piratas.

Aún quedarían muchísimos aspectos que reseñar y para ello os conmino a que leáis alguno de los enlaces que dejo a continuación.

Comentarios (0)
   

Roswell

Pseudociencia - General

En julio de 1947, Mack Brazel, un granjero de Nuevo México, descubre unos restos dispersos por su rancho cerca de Corona, Nuevo México. Se lo comunica al sheriff el 5 de julio. Según lo describió Mack Brazel al Roswell Daily Record en su edición del 9 de julio. Así comenzaron los hechos de lo que hoy se conoce como Incidente Roswell.


Imagen de los restos del supuesto ovni

Este mes de Julio se cumplen 63 años de lo que sería el más claro caso ovni para unos, y el más tosco de los fraudes para otros. Particularmente no creo que aquello tuviera nada que ver con los hombrecillos verdes, pero está claro que algo sucedió, probablemente algún bochornoso episodio relacionado con la seguridad nacional que había que tapar a toda costa. La controversia levantada por el incidente hizo correr ríos de tinta en su momento y hace correr ríos de bits en la actualidad. Aquí dejo un par de enlaces para los que quieran echar un ojo a parte de la documentación que existe al respecto.

 

 

Comentarios (0)
   

No hay tutía

Literatura - General

L a expresión "No hay tutía" (debe escribirse junto pues nada tiene que ver con la relación de parentesco) tiene un curioso origen. La palabra tutía proviene de atutía y ésta del término árabe attutíyya. La atutía era un ungüento medicinal fabricado a partir de óxido de zinc utilizado para aliviar determinadas molestias oculares.

Con el tiempo, la palabra atutía se hizo extensiva y comenzó a ser usada como sinónimo de medicina o remedio. Así la expresión no haber (a)tutía vendría a significar, originalmente, ‘no haber remedio’.


Un ejemplo: ¡No hay tutía, hoy no sales!

Comentarios (0)
   

Los refrescos y la presión parcial

Ciencia - Física

No es inusual que tras abrir un refresco y tomar un par de vasos, a la hora de cerrarlo, llegue el amigo listo y apriete el tapón como si le fuera la vida en ello so pretexto de que el preciado gas no se escape. Luego, cuando alguien menos forzudo trata de abrir la botella, deja parte de la epidermis de su mano pegada al tapón. Hay, además, diversos “trucos” para evitar que el gas huya de nuestro refresco, cucharas invertidas tapando la boquilla, aparatos que inyectan aire… En este post me gustaría explicar por qué todo esto es inútil (por mucho que insistan en demostrarnos lo contrario). Si logro salvar las líneas de la mano de un par de almas me daré por satisfecho.

El concepto a tener en cuenta es la Presión parcial de la fase gaseosa sobre la fase líquida. Trasladado a nuestro refresco, la presión de la fase gaseosa (el carbónico de nuestro refresco más el aire) se encuentra sobre el líquido aromatizado y edulcorado del que éste se compone, a una temperatura determinada (la temperatura del ambiente en el que nos encontremos).

Algunas consideraciones antes de continuar:

  • La presión parcial de un gas medido en atmósferas en una mezcla o solución, es la presión de dicho gas si se encontrara sólo en el recipiente.
  • La presión parcial en un fluido es igual a la del gas con el que el fluido está en equilibrio.
  • Cuando se expone un líquido a un gas, las moléculas del gas se disuelven en el líquido hasta alcanzar el equilibrio.

Teniendo esto en cuenta sigamos con nuestra botella de refresco.

Cuando ésta se encuentra sin abrir, el pequeño espacio que queda sin líquido en la botella estará lleno de aire y de gas carbónico. La presión con la que se ha introducido el gas es grande, por lo tanto tendremos mucho gas disuelto en el líquido, puesto que la solubilidad del mismo (la medida de la capacidad de una determinada sustancia para disolverse en otra) aumenta con la presión y con la temperatura.

Al abrirla, la presión cambia repentina y drásticamente, con lo que se produce un escape del gas interior, pues se modifica la solubilidad del líquido. Si dejásemos la botella abierta éste desaparecería por completo de nuestro refresco, pues no encontraría ninguna barrera. Si sólo tomamos unos vasos y la cerramos de nuevo, el gas comenzará a desprenderse hasta alcanzar el equilibrio con el gas disuelto en el líquido. Así que por muy fuerte que cerremos la botella el gas se “desprenderá” del refresco igualmente y al abrir el tapón abandonará el recipiente.

No vale introducir aire, porque la presión total se define como la suma de las presiones parciales, es decir, aunque bombeemos aire en el interior de la botella, cuando se alcance el equilibrio no podremos introducir más aire, y sin embargo el gas carbónico se seguirá desprendiendo hasta que también iguale su presión parcial con la del líquido.

Así, como vemos, es inevitable que el refresco pierda cierta cantidad de gas y es inútil cerrar la botella más allá de lo estrictamente necesario.

Comentarios (0)
   

Etimologías (II). Bizarro

Literatura - Lengua

Continuando con las etimologías me gustaría hablar de la palabra bizarro.

Según la RAE, Bizarro:

De it. bizzarro, iracundo).

1. adj.valiente (esforzado).

2. adj. Generoso, lucido, espléndido.


En francés bizarre es "extraño", "extravagante"; la lengua inglesa ha tomado la palabra del francés con el mismo significado. El hecho de que se trate de una palabra de grafía similar a nuetro "bizarro" ha provocado y aún provoca confusión en su significado, y por lo tanto en su uso. Algunas personas usan bizarro con el mismo significado que en francés y en inglés. El Diccionario panhispánico de dudas desaconseja ese uso:

«Debe evitarse su empleo con el sentido de 'raro o extravagante', calco semántico censurable del francés o del inglés bizarre: «-Es un nombre bizarro. -No cuando se ha nacido en Sídney y se es australiana» (Leyva Piñata [Méx. 1984]). Tampoco debe emplearse bizarría con el sentido de 'rareza o extravagancia'».

Esto no es algo aislado, de hecho, la escritura de esta entrada está motivada por algún periodista que en un programa de gran difusión nacional (del que no diré el nombre por motivos obvios) se llena la boca con la palabra bizarro cuando lo que en realidad debería decir es extraño o extravagante.


Entradas relacionadas

Etimologías (I). Concepto

 

Comentarios (0)
   

Etimologías (I). Concepto

Literatura - Lengua

E n el diccionario de la Real Academia de la Lengua podemos encontrar dos acepciones para la palabra etimología:

1. f. Origen de las palabras, razón de su existencia, de su significación y de su forma.
2. f. Especialidad lingüística que estudia el origen de las palabras consideradas en dichos aspectos.

Las dos me valen para presentar el término y para dar forma a una idea. Conocer de donde procede una palabra sirve para comprenderla y, probablemente, para usarla de forma acertada.
Son muchos los casos curiosos, los casos en que el uso incorrecto casi se ha impuesto sobre el correcto, los caso evidentes, los que no lo son tanto. Dentro de mis posibilidades me gustaría reseñar aquellas que por algún motivo encuentro interesantes. Lo iré haciendo poco a poco.

Para comenzar, qué mejor que con la propia palabra etimología.
Proviene del latín etymologĭa, y este del griego ἐτυμολογία. Es un cultismo formado por la palabra etymos, que significa verdad, y logos, que significa expresión, palabra. Por lo tanto su significado prístino sería "lo que concierne a la verdad de la palabra".

 

Comentarios (0)
   

Clasificación de las partículas subatómicas

Ciencia - Física

Llevo tiempo queriendo hacer un esquema comprensible y sencillo de la clasificación de las partículas elementales (no me gusta demasiado esto de "elementales", pues algunas de las partículas consideradas elementales en otros tiempos han dejado de serlo al hallarse compuestas de otras). Cuando comencé a interesarme por la física teórica, este punto me quedaba siempre algo confuso. Con esto pretendo sólo hacer un apunte que sin duda me servirá a mí más que a nadie.

Imagen: RuanoRosa

Atendiendo a su espín las partículas fundamentales se dividen en bosones (partículas de espín entero, como por ejemplo 0, 1, 2...), que son las responsables de transmitir las fuerzas fundamentales de la naturaleza, y fermiones (partículas de espín fraccionario, como por ejemplo 1/2 ó 3/2).

Los bosones son partículas que no cumplen el principio de exclusión de Pauli, por lo que dos partículas pueden ocupar el mismo estado cuántico. Son los vectores de fuerza o partículas portadoras de las interacciones fundamentales, es decir, son los encargados de hacer notar los efectos de los campos a los que se encuentran asociados. Estas interacciones fundamentales se describen como el intercambio de una partícula virtual, un bosón, con un fermión real. El campo electromagnético, el electrofuerte y el electrodébil se “manifiestan” a través de bosones, encargados de portar sus efectos. Según el modelo estándar, los bosones son cuatro:

  • Fotón, portador de la fuerza electromagnética.
  • Bosón W, fuerza electrodébil (posee carga eléctrica).
  • Bosón Z, fuerza electrodébil (no posee carga).
  • Gluón, fuerza electrofuerte.

Fuera de las consideraciones probadas del actual modelo estándar podemos encontrar el Bosón de Higgs, que sería (en el caso de existir) el que explicaría el origen de la masa de otras partículas elementales, en particular la diferencia entre el fotón (sin masa) y los bosones W y Z (relativamente pesados)

Los Fermiones sí cumplen el principio de exclusión de Pauli y se subdividen en dos grupos. El criterio de división atiende al tipo de interacción que se produce en cada uno de los casos. Los dos grupos son el de los Leptones, y el de los Quarks que serían los constituyentes fundamentales de la materia y de las partículas más pequeñas detectadas (protones y neutrones).

Los quarks forman las partículas del núcleo atómico, y son capaces de experimentar la interacción nuclear fuerte. Los quarks no existen aislados; siempre se encuentran asociados a otros quarks. Hay seis tipos de quarks (nomenclados de forma totalmente arbitraria y caprichosa por sus descubridores/postuladores): up (arriba), down (abajo), charm (encanto), strange (extraño), top (cima) y bottom (fondo).

Los leptones, entre los que se encuentran los electrones, interactúan básicamente mediante la interacción electrodébil. A diferencia de los quarks pueden existir aislados.

Encontramos seis leptones y su correspondiente antipartícula: el electrón, el muón, el tau y tres neutrinos asociados a cada uno de ellos ( neutrino electrónico ( νe ), neutrino muónico ( νμ ) y neutrino tauónico ( ντ ).)

A partir de la unión de varios quarks nos encontramos con los hadrones, que son partículas subatómicas que experimentan la interacción fuerte. Estos se pueden subdividir en: Bariones y Mesones. Los Bariones son fermiones que tienen un número bariónico (número de quarks menos número de antiquarks dividido por 3) igual a 1. Los mesones son bosones con número bariónico igual a 0.

Comentarios (9)
   

Upanishad (Libro sagrado hinduista)

Citas - General

La felicidad o la desgracia dependen enteramente de la
actitud de la mente.

 

   

Página 5 de 7


Más artículos

  • John Cage y el silencio John Cage fue un compositor, instrumentista, filósofo, teórico musical y un largo etcétera, que revolucionó la música en la América de los años 50. Fue pionero en la música aleatoria, la música...
  • De Samhain a Halloween rowan / Photocase.com La palabra Halloween procede de la contracción de la expresión All Hallows' Eve (Noche de todos los santos). La festividad como tal proviene de la unión de dos otras muy...
  • La canción de las dunas Las dunas cantan. Marco Polo en el siglo XIII ya dijo “En ocasiones se llena el aire con el sonido de todo tipo de instrumentos musicales, incluso tambores y el chocar de armas”. Las dunas pueden...
  • Tao Te King Treinta radios convergen en el eje de una rueda, y sin embargo es el espacio vacío lo que le da utilidad al carro. Modelando la arcilla se hacen vasijas, y sin embargo es su oquedad lo que las hace útiles....
  • El efecto Mpemba MisterQM / Photocase.com El efecto Mpemba es el nombre que se le da a un fenómeno en la congelación del agua, que funciona de forma totalmente contraria a la intuición. Ante la pregunta:...
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8