El Libro Mudo - Historia

Pasajes lamentables de nuestra historia · La expulsión de los moriscos

Monografías

Nuestra historia está plagada de pasajes bochornosos que muy lejos de ser capítulos aislados o puntuales, se distribuyen a lo largo de los últimos siglos como si de vergonzantes pústulas se tratara. Uno de los más deshonrosos, bajo mi punto de vista, es la expulsión de los moriscos.



La península fue árabe algo más de 700 años, durante el período comprendido entre los años 790 y 1492, tras lo cual pasó a dominio cristiano. Muchos musulmanes quedaron en estas tierras dominadas y pasaron a engrosar la población que en ellas se estableció; fueron llamados mudéjares, del árabe “domesticados”.

Poseían libertad de culto, pero pagaban más impuestos que los cristianos. Como no podía ser de otra manera, dado el carácter mezquino del que en tantas ocasiones hacemos gala los humanos, ese débil equilibrio no tardó en romperse. Pronto se suprimió la libertad de culto y se obligó a los mudéjares a convertirse al cristianismo; a partir de ese instante pasaron a ser llamados “cristianos nuevos de moros”, término que derivó, por el uso popular, en el de moriscos.

Los moriscos se podían encontrar en todos los estratos sociales, desde el campo hasta la nobleza, y en todas las áreas de la cultura. Sus aportaciones en los avances técnicos del campo fueron muchos, desde aparejos hasta sistemas de regadío. Los nobles eran conscientes del potencial de los moriscos; un refrán de la época rezaba:”quien tiene moro, tiene oro”. Además eran estos los que mantenían sus riquezas con los impuestos que pagaban, ya que los castellanos que traían de otras tierras para repoblar estaban exentos. Tal vez era demasiado pedir una convivencia pacífica, donde cada cual se encargara de sus asuntos y rindiera culto al dios que buenamente hubiese elegido.

El caso es que la presión que los moriscos recibieron socialmente contribuyó al deterioro de su cultura; la persecución de la élite religiosa musulmana provocó el empobrecimiento de la tradición morisca. Progresivamente pasaron a formar parte de las áreas de trabajo más duro. Los artesanos cristianos fueron uno de los grupos de presión más hostil, los que más fomentaron este desplazamiento como pago por el que previamente habían sufrido ellos dada la alta calidad de los trabajadores musulmanes.
Los motivos de su expulsión hay que buscarlos en varios frentes. Se pueden argüir razones sociales, políticas y religiosas. Una de los principales fue la incapacidad de asimilar la comunidad morisca por parte de la sociedad cristiana.
La pureza de la sangre obsesionaba a una cultura que se sentía elegida y que veía en los moriscos unos seres infieles e impuros a los ojos de Dios. Eso unido a la crisis económica del momento y el miedo a una posible sublevación (como la ocurrida en las Alpujarras granadinas) sirvió de acicate y de excusa a un rey, Felipe III, que movido por su afán de protagonismo y por la necesidad de purga de terribles errores administrativos y militares, vio en la expulsión el fin de todos sus males.

Así, durante el gobierno del Duque de Lerma, valido de Felipe III, alrededor de 300.000 moriscos fueron expulsados de la península y despojados de todas sus pertenencias, sólo les fue permitido quedarse aquellas que pudieron llevar consigo; casas y tierras pasaron a manos de sus señores. Para rizar el rizo, y demostrar qué era aquello de la caridad cristiana que tanto se pregonaba en las iglesias, obligaron a pagar precios exorbitados por los pasajes en galeras atestadas que en el peor de los casos los conducía hacia una muerte segura. El inevitable tránsito que desde sus hogares los conducía a la expulsión, se recuerda como uno de los más atroces de la historia, sobre todo en el caso de los moriscos castellanos, que fueron conducidos en penosas caravanas humanas a través de nevadas montañas y parajes escarpados e inhóspitos. Muchos no llegaron a su punto de embarque y dejaron su cuerpo en el camino (de hecho hay cifras que hablan de un 90% de fallecimiento en tránsito). De los que llegaron los hubo con suerte: arribaron a Túnez donde fueron tratados como humanos y pudieron rehacer sus vidas; otros, más desafortunados, fueron a dar con los piratas berberiscos y terminaron sus días como esclavos, cruelmente asesinados, o engrosando las filas de los propios piratas.

Aún quedarían muchísimos aspectos que reseñar y para ello os conmino a que leáis alguno de los enlaces que dejo a continuación.

Comentarios (0)
 

Codex Gigas

General

El descomunal Codex Gigas, La biblia del diablo, el manuscrito de mayores dimensiones que se conserva, fue escrito por un monje benedictino del monasterio de Podlazice, en la actual República Checa. La leyenda dice que en una noche y ayudado por el diablo, al que reflejó en la que es la mayor ilustración de él de la que se tiene constancia en manuscritos de la época.

Está dibujado con todo detalle, pero se advierte en sus líneas que la factura no fue obra de un profesional; sólo es necesario compararlo con otras representaciones similares. Lo que no está del todo claro es si realmente hubo una sola persona implicada en la elaboración del Codex. Tras el análisis detallado de los trazos (atendiendo a determinados patrones tipográficos) todo parece indicar que quien lo hizo, lo hizo sin ayuda. El cómputo de horas realizado por diversos especialistas en la materia nos hablan de 30 años de trabajo ininterrumpido para la creación de la obra.

Kungliga Biblioteket


Parece ser que el original estaba compuesto por 640 páginas de las que sólo quedan 624, pero no he encontrado información clara al respecto. Consta de cinco grandes textos que contienen una copia de la Vulgata (versión de la biblia escrita en latín corriente, en oposición a las Vetus Latina, en latín clásico), seguida por La guerra de los judíos y las Antigüedades judías de Flavio Josefo, destinadas ambas a narrar la historia del pueblo judío, las Etimologías de San Isidoro de Sevilla, un breve tratado de medicina, el Nuevo Testamento y la Crónica de Bohemia de Cosmas de Praga, obra dividida a su vez en tres libros y que narra la historia Checoslovaquia.

El Codex Gigas posee un impresionante tamaño (92 x 50,5 x 22 cm) y su peso es de 75 kg Sus tapas están fabricadas en madera y cubiertas de piel y ornamentos de metal, sus hojas de 89 cm de alto por 49 cm de ancho escritas a dos caras, están realizadas en papel vitela, un tipo de pergamino muy usado para los códices, caracterizado por su delgadez, su durabilidad y su lisura, fabricado con piel de becerro. Está realizado con tintas roja, azul, amarilla, verde y pan de oro, y al parecer la mayoría de estas tintas está elaborada con insectos machacados, material ostensiblemente más barato que la tinta fabricada a partir de  otros materiales.

El 24 de septiembre de 2007, el Codex Gigas fue cedido por la Biblioteca Nacional sueca en concepto de préstamo al estado checo, y actualmente se puede ver expuesto en el Clementinum, un antiguo colegio jesuita ubicado en el centro de Praga.

Podéis visualizar el manuscrito completo en alta resolución en la web de la Bibliotca Kungliga.

 

Comentarios (0)
   


Más artículos

  • John Cage y el silencio John Cage fue un compositor, instrumentista, filósofo, teórico musical y un largo etcétera, que revolucionó la música en la América de los años 50. Fue pionero en la música aleatoria, la música...
  • De Samhain a Halloween rowan / Photocase.com La palabra Halloween procede de la contracción de la expresión All Hallows' Eve (Noche de todos los santos). La festividad como tal proviene de la unión de dos otras muy...
  • La canción de las dunas Las dunas cantan. Marco Polo en el siglo XIII ya dijo “En ocasiones se llena el aire con el sonido de todo tipo de instrumentos musicales, incluso tambores y el chocar de armas”. Las dunas pueden...
  • Tao Te King Treinta radios convergen en el eje de una rueda, y sin embargo es el espacio vacío lo que le da utilidad al carro. Modelando la arcilla se hacen vasijas, y sin embargo es su oquedad lo que las hace útiles....
  • El efecto Mpemba MisterQM / Photocase.com El efecto Mpemba es el nombre que se le da a un fenómeno en la congelación del agua, que funciona de forma totalmente contraria a la intuición. Ante la pregunta:...
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8