Los refrescos y la presión parcial

Ciencia - Física

No es inusual que tras abrir un refresco y tomar un par de vasos, a la hora de cerrarlo, llegue el amigo listo y apriete el tapón como si le fuera la vida en ello so pretexto de que el preciado gas no se escape. Luego, cuando alguien menos forzudo trata de abrir la botella, deja parte de la epidermis de su mano pegada al tapón. Hay, además, diversos “trucos” para evitar que el gas huya de nuestro refresco, cucharas invertidas tapando la boquilla, aparatos que inyectan aire… En este post me gustaría explicar por qué todo esto es inútil (por mucho que insistan en demostrarnos lo contrario). Si logro salvar las líneas de la mano de un par de almas me daré por satisfecho.

El concepto a tener en cuenta es la Presión parcial de la fase gaseosa sobre la fase líquida. Trasladado a nuestro refresco, la presión de la fase gaseosa (el carbónico de nuestro refresco más el aire) se encuentra sobre el líquido aromatizado y edulcorado del que éste se compone, a una temperatura determinada (la temperatura del ambiente en el que nos encontremos).

Algunas consideraciones antes de continuar:

  • La presión parcial de un gas medido en atmósferas en una mezcla o solución, es la presión de dicho gas si se encontrara sólo en el recipiente.
  • La presión parcial en un fluido es igual a la del gas con el que el fluido está en equilibrio.
  • Cuando se expone un líquido a un gas, las moléculas del gas se disuelven en el líquido hasta alcanzar el equilibrio.

Teniendo esto en cuenta sigamos con nuestra botella de refresco.

Cuando ésta se encuentra sin abrir, el pequeño espacio que queda sin líquido en la botella estará lleno de aire y de gas carbónico. La presión con la que se ha introducido el gas es grande, por lo tanto tendremos mucho gas disuelto en el líquido, puesto que la solubilidad del mismo (la medida de la capacidad de una determinada sustancia para disolverse en otra) aumenta con la presión y con la temperatura.

Al abrirla, la presión cambia repentina y drásticamente, con lo que se produce un escape del gas interior, pues se modifica la solubilidad del líquido. Si dejásemos la botella abierta éste desaparecería por completo de nuestro refresco, pues no encontraría ninguna barrera. Si sólo tomamos unos vasos y la cerramos de nuevo, el gas comenzará a desprenderse hasta alcanzar el equilibrio con el gas disuelto en el líquido. Así que por muy fuerte que cerremos la botella el gas se “desprenderá” del refresco igualmente y al abrir el tapón abandonará el recipiente.

No vale introducir aire, porque la presión total se define como la suma de las presiones parciales, es decir, aunque bombeemos aire en el interior de la botella, cuando se alcance el equilibrio no podremos introducir más aire, y sin embargo el gas carbónico se seguirá desprendiendo hasta que también iguale su presión parcial con la del líquido.

Así, como vemos, es inevitable que el refresco pierda cierta cantidad de gas y es inútil cerrar la botella más allá de lo estrictamente necesario.

Comentarios (0)


Más artículos

  • John Cage y el silencio John Cage fue un compositor, instrumentista, filósofo, teórico musical y un largo etcétera, que revolucionó la música en la América de los años 50. Fue pionero en la música aleatoria, la música...
  • De Samhain a Halloween rowan / Photocase.com La palabra Halloween procede de la contracción de la expresión All Hallows' Eve (Noche de todos los santos). La festividad como tal proviene de la unión de dos otras muy...
  • La canción de las dunas Las dunas cantan. Marco Polo en el siglo XIII ya dijo “En ocasiones se llena el aire con el sonido de todo tipo de instrumentos musicales, incluso tambores y el chocar de armas”. Las dunas pueden...
  • Tao Te King Treinta radios convergen en el eje de una rueda, y sin embargo es el espacio vacío lo que le da utilidad al carro. Modelando la arcilla se hacen vasijas, y sin embargo es su oquedad lo que las hace útiles....
  • El efecto Mpemba MisterQM / Photocase.com El efecto Mpemba es el nombre que se le da a un fenómeno en la congelación del agua, que funciona de forma totalmente contraria a la intuición. Ante la pregunta:...
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8